No a las Playas Privadas

Las playas, de acuerdo a la legislación del Perú, son espacios públicos hasta 200 metros de la orilla. Sin embargo, como en este país el que tiene plata hace lo que le da la gana, los pitucos se han apropiado de las mejores playas del Perú, cerrándolas con muros, garitas y guardias armados. Qué tal concha. Hace años íbamos a las playas de Asia (nunca fue “eisha”) y solo habían cuatro o cinco campamentos de familias que iban a pescar. Ir desde Lima era como un viaje a la luna. Las playas eran públicas, accesibles y limpias. Hasta que un día a alguien se le ocurrió que los “cholos y la chamuchina” no debía usar las mismas playas que “la gente decente”  y decidieron apoderarse de la playa y cerrarla.

Hoy para ir a una playa pública en el sur de Lima hay que apiñarse en Leon Dormido, Cerro Azul y un par mas. Los atorrantes han cerrado playas por todos lados, haciendo uso exclusivo de recursos que nos pertenecen a todos. En las pocas playas públicas que quedan meten granjas de pollos y aves, negocio demás sucio. Que no jodan. Las playas son de todos.

Anuncios

Acerca de winecouver

Winecouver is Ivan Loyola, former tropical forest researcher in the Peruvian Amazon turned Marine Biologist in the Bering Sea turned Wine lover blah blah blah and Feliz Navidad!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s