Die Fremde, La Extraña, Cine Alemán con sabor a Taboule Grasoso

Ya pues, de lo bueno poco. Me intrigó el título de la película LA EXTRAÑA aunque me daba temor que fuera un poco como esas americanas, de terror soso de quinto de secundaria, donde siempre matan a una chica en la ducha y otros etcéteras a los que nos tienen acostumbrados los “maestros” del mundo Hollywood.

Como en la literatura, en el cine, cuando algo muy impresionante aparece una vez deslumbra. Dos veces llena de admiracion. Tres veces pierde lustre. Cuatro veces, el espectador ya se sabe el truco y resulta empalagoso. Este filme es maestro en cometer este error hasta el hartazgo, luego de un comienzo interesantón, de cierta sombría,  atemorizante belleza.

La verdad que el film fue demasiado, en todo sentido. Demasiado oscuro, demasiado dramático, demasiado suspenso, demasiado largo también, déjenme decir, largo hasta el aburrimiento. El suspenso, mi estimado director, es suspenso mientras uno sepa donde cortar el hilo para meter el final. En este caso la historia nos lleva de una a otra y a otra escena (y a otra y a otra y a otra) donde el espectador presiente algo terrible que va a suceder, solo para disolver el quasi-orgasmo en otra línea de narrativa la cual lleva a otra escena de impending doom and boom, pero como dicen “aquí no pasa nada”. Entonces, como resultado ya al final de la película  -que uno intuye porque ya mas larga no puede ser- y porque hay algunos llantitos inexplicables de los dos hermanos de la heroina, llega el fin, pero es ya como un orgasmo demasiado dilatado, que solo viene en débiles chorritos (para los varones quiero decir, para las féminas serían algunas contraccioncitas).

Ah, otra cosa. Cuando uno da una pista en film o historia escrita, este clue ha de ser sutil. Lo mismo para el humor. Pero desde que la madre de la heroína advierte a la hija que “tu padre sufre de hipertensión” uno ya sabe, en el minuto casi inicial de la historia, que al calvo que hace de padre le va a dar patatús en algun momento, lo que obviamente termina sucediendo. Autogol de palomita del director.

En fin, hay tantos motivos para salir disparado de la sala que realmente no entiendo como esta obra “ha arrasado en todos los festivales del mundo por su fuerza estética, la interpretación magistral de la actriz y una historia conmovedora” a decir del blog Fotogramas, que le revienta cuetes como cuete. Se escribe cuete o cuhete o cohete? A quien le importa. Al diablo con la akademia de la lengua.

A quien esté pensando en gastar su plata para ir al cine a ver esta pelicula se la recomiendo si es aprendiz de escritor y quiere saber como NO se manejan el suspenso, las repeticiones y el orgasmo.

Ah y una cosa más. En los más horrorosos eventos de la historia hay un espacio para el humor. En este bodrio brilla por su ausencia.

Adenda Set 27. Fuera de lo dicho anteriormente, hay que anotar el carácter RACISTA de este film. Si uno nunca fue a Turquía o a un país musulmán se queda con la impresión de que estos son unos monstruos que nunca sonríen, nunca están contentos, solo se hablan a los gritos furiosos y no tienen sentimientos.

ps. el director de la película se llama FEO Aladag. Qué feo!!

Anuncios

Acerca de winecouver

Winecouver is Ivan Loyola, former tropical forest researcher in the Peruvian Amazon turned Marine Biologist in the Bering Sea turned Wine lover blah blah blah and Feliz Navidad!
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s